kid health

Dear Parents: 

 

I just re-read a few of the messages I sent out last year at this time. I’m surprised at how far we have come.  What strikes me most is the sense of alarm we were living under at the dawn of 2021: We were trying to stay optimistic about a vaccine. We were concerned about the availability of COVID testing. School was closed.  Hospitalization rates were hitting new highs in Marin and across the country. 

Without a doubt, the winter of 2020-2021 was the most trying time ever for teachers, support staff, parents and students. While the challenges we are facing today are significant, conditions at school are much improved as we start 2022 and there is cause for gratitude along with caution. 

Our COVID-19 guidance has changed again but is much less restrictive than it was last year: 

  • Masks are again required for all indoor activities regardless of vaccination status or the number of people present.  As of this afternoon (January 3) masks are still optional outdoors. 
  • Physical distancing rules have not changed since winter break began. (There is no longer a six-foot rule but we do provide a 3-foot buffer between students when they must eat indoors due to rain.)
  • We are still asking students (and staff) to wash their hands before entering the classroom.
  • When someone has positive COVID test, quarantine is still mandatory for 10 days. The length of quarantine may be reduced in the near future but for now it is unchanged. (People with positive test results will get individual guidance.)

Lastly, if your child has not taken the at-home COVID test, please make sure they do so today and report the results following the instructions that came with the test kit. If your child tests positive or if they have COVID-like symptoms, do not send them to school. 

We are hopeful that tomorrow’s return to school will feel very close to normal. But as always, we need to remain flexible, forgiving and sensitive to the needs of others.  We know we can’t control the virus but we can always control how we respond to it both physically and emotionally.

Happy 2022 and welcome back to all our wonderful students. 

Queridos padres:

Acabo de volver a leer algunos de los mensajes que envié el año pasado en este momento. Me sorprende lo lejos que hemos llegado. Lo que más me sorprende es la sensación de alarma bajo la que vivíamos a principios de 2021: intentábamos mantenernos optimistas sobre una vacuna. Estábamos preocupados por la disponibilidad de las pruebas COVID. Acabábamos de comenzar una reapertura escalonada y estábamos listos para cerrar la escuela nuevamente en cualquier momento. Las tasas de hospitalización estaban alcanzando nuevos máximos en Marín y en todo el país.

Sin lugar a dudas, el invierno de 2020-2021 fue el momento más difícil para los maestros, el personal de apoyo, los padres y los estudiantes. Si bien los desafíos que enfrentamos hoy son importantes, las condiciones en la escuela han mejorado mucho a medida que comenzamos el 2022 y hay motivos de gratitud junto con precaución.

Nuestra guía COVID-19 ha cambiado nuevamente, pero es mucho menos restrictiva que el año pasado:

• De nuevo, se requieren máscaras para todas las actividades en interiores, independientemente del estado de vacunación o del número de personas presentes. A partir de esta tarde (3 de enero), las máscaras aún son opcionales al aire libre.

• Las reglas de distanciamiento físico no han cambiado desde que comenzaron las vacaciones de invierno. (Ya no existe una regla de seis pies, pero proporcionamos un espacio intermedio de 3 pies entre los estudiantes cuando deben comer en el interior debido a la lluvia).

• Seguimos pidiendo a los estudiantes (y al personal) que se laven las manos antes de entrar al salón de clases.

• Cuando alguien tiene una prueba de COVID positiva, la cuarentena sigue siendo obligatoria durante 10 días. La duración de la cuarentena puede reducirse en un futuro próximo, pero por ahora no ha cambiado. (Las personas con resultados positivos en las pruebas recibirán orientación individual).

Por último, si su hijo no se ha realizado la prueba de COVID en casa, asegúrese de que lo haga hoy e informe los resultados siguiendo las instrucciones que vienen con el kit de prueba. Si su hijo da positivo en la prueba o si tiene síntomas similares a los de COVID, no lo envíe a la escuela.

Tenemos la esperanza de que el regreso a la escuela de mañana se sienta casi normal. Pero, como siempre, debemos ser flexibles, perdonadores y sensibles a las necesidades de los demás. Sabemos que no podemos controlar el virus, pero siempre podemos controlar cómo respondemos a él tanto física como emocionalmente.

Feliz 2022 y bienvenidos de nuevo a todos nuestros maravillosos estudiantes.